0

¿Qué pasa si no nos vacunas?

La vacunación es una acción preventiva que evita que nuestros animales contraigan ciertas enfermedades, algunas de ellas mortales. Por ello, es vital vacunar a nuestras mascotas desde que son cachorros y que no entren en contacto con otros perros o lugares frecuentados por estos hasta que no estén inmunizados.

Existen diversas pautas de vacunación, por lo que lo más adecuado es recibir información del veterinario. De manera general, es recomendable el siguiente cuadro vacunal, aunque cada perro puede requerir vacunaciones adicionales.

Cuadro de vacunación

Si no vacunas a tus mascotas estos pueden contraer alguna de las siguientes enfermedades:

  • Rabia: enfermedad peligrosa debido a que puede transmitirse al ser humano. La vacunación tendrá carácter obligatorio desde los 3 meses de edad.
  • Moquillo y Parvovirus: enfermedades comunes en cachorros con sintomatología muy fuerte, que puede llegar a causar la muerte.

Antes de realizar la vacunación de nuestro cachorro es imprescindible que el animal esté previamente identificado mediante los sistemas autorizados y homologados por la Dirección General de Medio Ambiente.

También se deberá realizar un examen de salud para determinar si el animal está en las condiciones adecuadas para someterse al tratamiento preventivo.

Además, las vacunas administradas a nuestra mascota serán certificadas mediante el sello oficial de nuestra Comunidad Autónoma y recogidas en una cartilla personalizada para cada animal.

Todos los años, el Colegio Oficial de Veterinarios organiza una campaña de vacunación e identificación canina, que este año ha tenido lugar desde el 15 de mayo hasta el 15 de julio, y que además ha llegado a acuerdos con diversas clínicas para realizarlo a precios reducidos:

  • Vacunación antirrábica: 10 euros.
  • Identificación (microchip): 14 euros.
  • Desparasitación interna: 5 euros.

Sólo tienes que buscar tu clínica más cercana y, dado que hoy se acaba el plazo, tenerlo en cuenta para años posteriores.

0

¿Y si lo hiciera?

Hoy me apetece reflexionar sobre el maltrato a los animales y la importancia de que nos concienciemos acerca de este tema. Hace unas semanas se publicaba en la prensa la noticia de que el dueño de una perra de 6 meses iba a ser juzgado por matar a su cachorro tras propinarle una patada después de que esta defecara en casa. Puede considerarse un caso excepcional, puesto que es la primera vez que se detiene a alguien por un presunto delito de maltrato animal, aunque muchos otros ya hayan sido juzgados por casos similares con antelación.

Ya ha llegado el verano, y como todos sabemos, en esta época muchas personas deciden abandonar a sus mascotas para “disfrutar” de sus vacaciones. A todos nos suena en la cabeza la campaña de prensa y televisión “él nunca lo haría”.   Y es cierto, ellos no lo harían. Nunca nos abandonarían y, por el contrario, siempre nos serían fieles. No lo dudemos, eso, aunque muchos se engañen, es una forma de maltrato animal. Sabemos cuál es el destino de estos animales que son abandonados. Muchos acaban en refugios, perreras y, siendo crudos y realistas, muertos en una carretera.

Nuestros animales no pueden escoger el destino que desean correr. Tú decides que forme parte de tu vida, de tu familia, decides darle un hogar, y por lo tanto, se merece tu respeto y  tu compromiso.

En la actualidad, el Refugio (Asociación protectora de animales de Madrid) ha lanzado una campaña publicitaria, basándose en la ya mencionada “él nunca lo haría”, donde se cambian las tornas, siendo en este caso el perro el que abandona a su familia. Os dejo una imagen de dicha campaña y os invito a reflexionar.

634855695101712393-elnolohariaweb

0

No es un capricho, es una responsabilidad

A la hora de decidir la compra de un perro o de cualquier otro animal es importante tener en cuenta una serie de aspectos. Esta decisión no debe tomarse nunca si antes no existe una seguridad absoluta por parte de todos los miembros de la familia. Un perro no es un capricho, es una responsabilidad. Adoptar o comprar un cachorro supone que nuestra familia va a estar compuesta por un miembro más, el cual estará junto a nosotros durante muchos años.

Por todo ello, es conveniente tener presente los siguientes aspectos antes de tomar una decisión:

1. El gasto ecónomico. La compra de un cachorro, dependiendo de la raza, puede suponer entre 300 y 1.500 euros aproximadamente. Además, hay que tener en cuenta los gastos de veterinario, peluquería, etc.

La adopción de un animal es mucho más económica, teniendo que hacer frente exclusivamente a los gastos de veterinario. Además, darás un hogar a un perro que te estará eternamente agradecido y que te será por siempre fiel. 

2. El espacio del que disponemos en nuestro hogar. Para ello, podemos elegir entre perros de tamaño pequeño, mediano o grande. También es importante tener en cuenta el carácter del animal. Así, hay razas más tranquilas y sociables, otras más hiperactivas, etc.

3. El tiempo del que disponemos para atender a nuestro perro. Un perro tiene que salir a pasear, necesita correr, jugar, y en definitiva tiene que sentirse querido. Un perro que se pasa el día solo en casa no es feliz y probablemente acabará teniendo comportamientos ansiosos que se traducirán en romper cosas, llorar, ladrar, etc.

4. El tipo de raza. Antes de adquirir un perro es importante informarse sobre el carácter del animal con el objetivo de comprobar si es compatible con nuestra forma de ser y con la del resto de miembros de la familia.

Si después de tener en cuanta todos estos aspectos tienes claro que quieres que un cachorro entre a formar parte de tu familia, sólo puedo decirte que contarás con una gran compañía, lealtad y amor, pero también con una gran responsabilidad y compromiso que tendréis que afrontar de manera unida. Suerte!

 

Arya

Imagen
0

THEYELLOWDOGPROJECT.COM/EL PROYECTOPERROAMARILLO.COM

THEYELLOWDOGPROJECT.COM/EL PROYECTOPERROAMARILLO.COM

Hoy os hablo de un proyecto que pretende respetar el espacio de aquellos perros que por diversas razones necesitan más espacio cuando pasean por la calle.

Las razones por las que nuestros perros pueden necesitar más espacio pueden ser muy distintas:

– Pueden tener problemas de salud.
– Estar recibiendo entrenamiento.
– Encontrarse en un periodo de rehabilitación o
– Puede que el perro sea asustadizo o que reaccione de manera negativa frente a la cercanía de otros perros.

Este proyecto te propone que coloques un lazo amarillo o algo de ese color de forma visible cuando salgáis a pasear. De esta forma los demás sabrán que tienen que dejar espacio a tu perro.

0

El comienzo

En el mes de diciembre del año pasado, hace ya casi 6 meses, Arya entró a formar parte de nuestra familia. Mi pareja y yo nos habíamos ido a vivir juntos hacía ya un año y medio cuando se me encendió una especie de alarma que en un principio no sabía descifrar. Sentía la necesidad de llenar un hueco dentro de mi. Cuando vivía en casa de mis padres siempre había tenido alguna mascota. De pequeña, y antes de que yo llegará a este mundo, mis padres tenían una perrita llamada Kati. Cuando yo nací y durante mi infancia y parte de mi adolescencia tuve a una gran compañera a mi lado, una compañera de juegos que me cuidaba y me llenaba de amor. Cuando Kati se fue sentí que perdía a una gran amiga. Fue muy duro no tenerla más a mi lado. Unos años después y en una visita a una tienda de animales encontré a un nuevo compañero. Se trataba de un gatito siamés que tenía sólo 4 meses. Desde el momento en que le conocí quise llevármelo a casa. No fue nada fácil porque mis padres estuvieron bastante reticentes con la idea. Aún así, y gracias a mi gran insistencia durante unos días, conseguí convencer a mis padres de que Nilo, así es como se llama, fuera nuestra nueva mascota.

Pero llegó el día en que tuve que independizarme y crear mi propio hogar. Durante un tiempo mi vida parecía completa pero tras algunos cambios, en especial laborales, apareció esa alarma de la que antes os hablaba. Como os digo, por motivos laborales, paso muchas horas en casa sola sin más compañía que la televisión y mis cd´s favoritos. A veces me cabreaba con mi pareja por llegar tarde del trabajo y no estar casi juntos. Era un cabreo irracional porque él no podía hacer más de lo que ya hacía.

Un día uno de mis mejores amigos me escribió para decirme que él y su pareja se habían comprado un perro. Ese fue el momento en que conseguí descifrar esa alarma. Y ese fue el momento en que empecé a darle vueltas dentro de mi cabeza hasta llegar a obsesionarme profundamente. En un principio no quería comentarle nada a mi pareja porque pensaba que sería algo momentaneo y que pronto se pasaría. Sin embargo no fue así. Mi deseo crecía y crecía por lo que al final no me quedó más remedio que verbalizarlo. Me armé de valor y se lo dije a mi pareja. En un principio, y como ocurrió anteriormente con mis padres, se mostró reticente aunque estaba dispuesto a emprender la aventurar de ser uno más. Y así empezó mi búsqueda, y así llegó Arya a nuestras vidas.

0

Hoy nos queremos presentar

Seguramente os preguntaréis quién es Arya, aunque viendo la foto de la portada puede que no tengáis muchas dudas. Arya es una perrita Teckel de 9 meses que entró en nuestras vidas haca ya 6 meses.
A partir de ahora nos vais a conocer un poco más…
Tres, dos, uno… empezamos!!!